jueves, 10 de agosto de 2017

Dia de la FUERZA AEREA ARGENTINA

La Fuerza Aérea Argentina conmemora este jueves 10 de agosto un nuevo aniversario de su creación.  provincia de Buenos Aires. Este centro formador de los aviadores militares argentinos sería trasladado en 1937 a la ciudad de Córdoba, su actual asiento.

En 1912, el entonces Presidente de la Nación, Roque Sáenz Peña, firmó el decreto de creación de la Escuela de Aviación Militar en terrenos de El Palomar provincia de Buenos Aires

Este centro formador de los aviadores militares argentinos sería trasladado en 1937 a la ciudad de Córdoba, su actual asiento.


Desde AeroArg, felicitaciones en este nuevo aniversario

jueves, 3 de agosto de 2017

El A-4B Skyhawk C-209, perdido en el desierto

El A-4B Skyhawk matrícula C-209 posee el Número de Serie 11393 e inicio su servicio el 15 de febrero de 1961 en la US Navy en el escuadrón VA-163 con sede en NAS Cecil Field, Florida. El 11 de mayo de 1964 paso a depósito en NAF Litchfield Park, Arizona. En la US NAVY era identificado como  BuAer 142139.

Finalmente en octubre de 1966 fue entregado a la Fuerza Aérea Argentina.
Durante el Conflicto de Malvinas formo parte del Escuadrón III del Grupo 5 de Caza con base en Río Gallegos. El 1 de mayo de 1982 se cumplieron dos misiones de combate, la primera a las 16:29 hs compuesta por dos A-4B Skyhawk, con el indicativo "Foca" y la misión de ataque a objetivos navales. La segunda despegada unos minutos después integrada por tres A-4C Skyhawk, con indicativo "Lana" y la misma misión.



En misión de cobertura de estas escuadrillas, partieron tres A-4B. El C-206 al mando del 1er Teniente Mariano Velasco, el C-246 con el Teniente Carlos Ossés y este avión en particular, el C-209 con el 1er Teniente Héctor Sánchez. Despegaron de Río Gallegos a las 16:30 hs.


El informe oficial de la Fuerza Aerea Argentina indica que al no disponer de blancos adecuados, el CIC Malvinas les ordenó regresar arribando a las 18:00 hs. El C-209 sin embargo regresó por desperfectos a las 17:00 hs.

El 25 de mayo es un día patrio por lo que los pilotos estaban muy motivados y a esto se sumó una buena meteorología, por lo que se programaron varias misiones de combate. Una de ellas estaba integrada por cuatro A-4B Skyhawk, que partieron a las 08:00 con el indicativo "Marte" desde Río Gallegos. Los aviones participantes eran el C-244 con el Capitán. Hugo Palaver, el C-250 con el Ten Daniel Gálvez, el C-221 pilotado por el Ten Vicente Autiero, y el C-209 como último numeral con el Alf Hugo Gómez; todos armados con una bomba MK-17 de 1.000 lbs.

Los dos últimos debieron regresar a los 25 minutos, Autiero con fallas en su motor y Gómez con el C-209, debió seguirlo pues no tenía la sección guía a la vista (recordemos que en esa latitud a esa hora aún no había salido el sol).


La escuadrilla guía, prosiguió la misión. El cap. Palaver recibió fuego de artillería antiaérea propia, sobre Darwin no obstante atacó un buque, luego fue alcanzado por un misil Sea Dart lanzado desde el destructor HMS Coventry, que se encontraba al norte de la isla Borbón, muriendo heroicamente. El ten Gálvez pudo sobrevivir a la misión y arribó a Río Gallegos a las 11:00 hs.
El 23 de junio de 1994 el C-209 realizaba un vuelo de adiestramiento en formación, en medio de las montañas sufrió un apagado de su motor; el piloto intentó un reencendido del mismo pero al no lograr volver a reactivarlo decide eyectarse. Sin embargo el piloto al tirar de una de las manijas del asiento eyectable, no pasó nada, luego tiró de la otra y tampoco pasaba nada.
En ese momento el piloto observó a su alrededor y se percató que estaba saliendo de las zonas de picos montañosos, mientras que el avión, con el motor apagado, se iba precipitando indefectiblemente al suelo, por la falta de empuje del motor que genera el avance.

El A-4B iba inclinándose en una veloz picada mortal hacia el suelo, al instante observa que el sitio donde iba cayendo era un terreno muy plano (el salar), fue ahí que en forma instintiva tira de los comandos hacia atrás y logra que el avión aterrice suavemente sobre los tanques suplementariosFinalizado el aterrizaje el piloto debió pasar toda una noche de invierno en altura, amparado por el paracaídas, hasta un grupo de salvamento logró llegar al lugar al día siguiente para realizar el rescate

Las condiciones en que se encontraba el aparato y lo difícil que resultaba el acceso al lugar llevaron a tomar la determinación abandonarlo allí sin antes quitar del avión el equipamiento indispensable que podría ser reutilizable; volaron la cabina por razones de seguridad (recordemos que fallo el sistema de eyección), por eso en que hoy ya no hay rastros de ella.
Posteriormente fue dejarlo allí para que los efectos de la sal hicieran su trabajo. Generando un constante deterioro del avión al que se sumó la canibalización de partes y suvenires perpetrada por los pocos que lograban acceder hasta el lugar. Actualmente poco queda del mismo faltando prácticamente toda la proa.

Publicado por Luis Bogado Arqueologia Aeronáutica

miércoles, 2 de agosto de 2017

El tema SEM sigue adelante

Por: Juan Carlos Cicalesi

Tal como había dicho (y me había olvidado), en la consulta a una alta autoridad durante la cena de camaradería de las FFAAs,dijo: el tema SEM sigue adelante. Aunque el Blas no haya zarpado producto de que aun le falta completarlo. Durante el día de hoy el SUE 3-A-213 lo dejaron cargado en un carretón y mañana lo llevan a la BNPB para hacer practicas de carga y descarga en el ARA "San Blas" (B-4), algo similar a las imágenes de referencia.


No es parta tirar manteca al techo, pero es alguna esperanza mas. Yo antes de festejar, esperaría alguna información mas firme,
confiable y contundente.

Traslado de Espora e Belgrano de los SUE    Diario: La brújula24.com



lunes, 10 de abril de 2017

Ayuda a los inundados en Chubut

FUERZA AEREA ARGENTINA

BOLETIN INFORMATIVO NRO 14
Buenos Aires 09 de Abril de 2017

Asistencia inundaciones
Vuelo Hércules C-130
Comodoro Rivadavia

La Fuerza Aérea Argentina informa, que cumpliendo una disposición emanada por el Ministerio de Defensa de la Nación, un avión Hércules C-130 voló desde la  I° Brigada Aérea “El Palomar”, ubicada en la Provincia de Buenos Aires, hacia la IX Brigada Aérea “Comodoro Rivadavia” de la Provincia de Chubut para trasladar elementos de primera necesidad hacia la zona.



El operativo, forma parte de las acciones que se llevan adelante para paliar las graves secuelas que dejara la inundación que afectó a la ciudad de la Provincia de Chubut
.

La aeronave llevó en su bodega, una carga de más de 4000 botellas de agua de 2,25 litros, 200 palas forjadas de punta cuadrada, 500 cajas de guante látex, 300 frazadas, 300 juegos de sábanas hospitalarias, una planta potabilizadora y envasadora de agua, colchones de una plaza y botellas de alcohol en gel.


Personal de la IX Brigada Aérea procedió a la descarga de la aeronave, para efectuar el traspaso de la mercadería, hacia los vehículos que realizarán la tarea de entrega hacia los centros de acopio y distribución establecidos por las autoridades.


Texto e imágenes: Prensa Fuerza Aérea Argentina.

Compártelo: Vía:JCC

jueves, 6 de abril de 2017

Hercules C-130, (TC-61) Restaurado

Se realizó un nuevo vuelo de verificación funcional del Hércules C-130 TC-61 de la Fuerza Aérea
Córdoba, 24 de febrero de 2017. La Fábrica de Aviones Brig. San Martín (FAdeA) informa que en el día de la fecha se llevó a cabo un nuevo vuelo del Hércules C130 TC-61 de la Fuerza Aérea Argentina. Este vuelo se realizó en el marco de las verificaciones técnicas previstas en el proceso de modernización.


El vuelo duró 3 horas y media, tiempo en el cual el avión alcanzó los 20 mil pies de altura y durante el cual se realizaron diferentes controles técnicos como: funcionamiento de motores, comando en vuelo, piloto automático, comunicación y navegación, re encendido en vuelo y operación en general.
La tripulación de Fuerza Aérea fue la encargada de realizar las distintas pruebas de verificación.
Este vuelo del Hércules C130 TC-61 se desarrolló de acuerdo a los protocolos del programa de modernización que se está llevando a cabo y que requieren de una serie de vuelos de verificación funcional que permiten generar los reportes de evaluación de las tareas realizadas y el registro de novedades.


Cabe recordar que el pasado 22 de diciembre, la Fábrica de Aviones Brig. San Martín culminó las tareas de mantenimiento, modernización y digitalización integral del Hércules C-130 TC-61 de la Fuerza Aérea Argentina, dotándolo de equipamiento de última generación y clase mundial, que le permite desarrollar tareas de carga, transporte y abastecimiento bajo condiciones extremas y acordes a los estándares globales de la actividad.
Este trabajo implicó la intervención directa e indirecta de más de 150 técnicos e ingenieros de la Fábrica y se utilizaron procesos desarrollados por FAdeA, que permitieron eficientizar los plazos y completar las tareas en 10 meses.



El Hércules C130 TC-61, construido por Lockheed Martin, ahora cuenta con la más moderna tecnología y es la segunda aeronave de la flota de la Fuerza Aérea que se actualiza. La primera de ellas, se entregó en abril de 2016 y fue modernizada en los Estados Unidos por la empresa L3 quien acompañó en el proceso de modernización de esta segunda aeronave.


La Fuerza Aérea cuenta con una flota de cinco de estas aeronaves. Durante los próximos años FAdeA modernizará las tres restantes, extendiendo la vida útil de la flota por los próximos 20 años.

Fuente: FAdea

martes, 20 de diciembre de 2016

FAdeA prolonga la vida útil de los P-3 B Orión de la Armada

Son cuatro unidades de uno de los modelos más valorados en el mundo como avión de patrulla marina. Gracias al acuerdo para la inspección general y reparación de estas aeronaves suscrito con la Armada Argentina, FAdeA profundiza y diversifica su inserción en el exigente mercado internacional de servicios aeronáuticos.
FAdeA ultima detalles para poner en marcha los trabajos sobre el primero de los P-3B Orión de la Armada que serán reacondicionados en su planta cordobesa. Mediante un contrato que fija una dedicación que en principio será de 30.000 horas de ingeniería y un valor inicial de 9 millones de dólares, estos aviones (cuatro en total) serán sometidos a un exhaustivo proceso de revisión técnica y mantenimiento, indispensables para que sigan en operación en óptimas condiciones de seguridad y efectividad.
Nuestra Armada cuenta con seis  P-3B Orión. Fueron comprados a la Armada de los EE.UU y entraron en servicio en nuestro país en el año 1998. Dos de ellos fueron dados de baja mientras que los otros cuatro se encuentran en servicio en la Base Aeronaval Almirante Zar, de Trelew (Chubut).
El P-3 Orión es un avión de patrulla marina desarrollado por el gigante aeronáutico estadounidense Lockheed. Desde ese momento comenzó a ser utilizado por fuerzas aéreas, marítimas y armadas de distintos países del mundo para tareas de reconocimiento, guerra antisuperficie y antisubmarina. Tiene una longitud de 36 metros, una envergadura (ancho de alas) de 30 metros y 12 metros de altura. Está propulsado con cuatro motores turbohélices Allison T56-A-14 de 4900 HP de potencia. La primera versión de esta aeronave fue denominada P-3A, de la que se fabricaron 157 unidades. El P-3B es una versión mejorada que, además de contar con motores más potentes, incorporó equipos de detección submarina modernizados.

Los trabajos que realizará FAdeA sobre los P-3 Orión son de gran complejidad y para realizarlos es necesario tener certificaciones especiales otorgadas por el propio fabricante y por las autoridades aeronáuticas. En líneas generales, estas certificaciones son específicas para cada modelo de avión y cumplen la función de garantizar que quienes realizan los trabajos disponen tanto de los conocimientos de la aeronave en particular como de las herramientas y de los repuestos originales.
FAdeA tiene una larga trayectoria en mantenimiento y reparación de diversos tipos de aviones y motores, lo cual implica disponer de personal especialmente capacitado en esa área, siendo ésta una de las actividades más importantes que se realizan en la planta cordobesa. Entre las aeronaves que actualmente son mantenidas en FAdeA se cuentan los Hércules C-130, los Fokker F-27 y F-28, los Pucará, los Tucano o los  Grob 120-TP, entre otros.
Para para realizar la ingeniería de mantenimiento y las reparaciones FAdeA se asociará con la empresa OGMA, de Portugal, que conoce la metodología, cuenta con los cursos y la documentación exigida por las autoridades aeronáuticas y dispone de las herramientas necesarias para llevarla adelante. Los términos de esta asociación establecen que las tareas sobre el primer avión serán efectuadas en conjunto con la empresa portuguesa, tras lo cual el personal de FAdeA quedará en condiciones de realizar los trabajos en las tres aeronaves restantes.

Ello implica el envío por parte de la empresa asociada de una delegación de ingenieros y técnicos con el objetivo de brindar al personal de FAdeA los cursos necesarios para realizar los trabajos. Junto con ello, se ocuparan también de la supervisión y la verificación integral de los trabajos sobre el primer avión.
Fuente: FAdeA